Huecograbado

El huecograbado es un sistema de impresión en bobina que mediante cilindros impresores grabados en negativo (hueco),transfieren la imágen en positivo sobre un soporte (plástico o papel) mediante la tinta adecuada, logrando un resultado de gran calidad y definición.

Los núcleos de los cilindros son tubos de hierro especial con tapas laterales adecuadas al tipo de rotativa que reciben un tratamiento especial a base de níquel y una capa de cobre. Esta capa de un espesor muy determinado se aplicada a través de un controlado proceso químico de electrogalvanizado dentro unos baños.

Este cilindro posteriormente es rectificado y pulido a fin de conseguir una superficie de rugosidad inferior a 0,5 micras, apta para el siguiente proceso; el grabado  electrónico (electromecánico).

El grabado electrónico es el punteado superficial de la capa de cobre a través de un diamante hasta una profundidad media de 60 micras con unas lineaturas entre 60 y 100 líneas por centímetro. Ha habido y hay otros sistemas de grabado (convencional, autotípico, laser, electrolítico). En estos pequeños huecos se depositará la tinta escogida para dar forma al boceto deseado por el cliente.

Una vez el grabado realizado, el cilindro recibe una fina capa adicional de cromo de 5 a 10 micras (proceso de cromado) que endurece y protege su superficie y lo prepara para el siguiente proceso; la impresión.