Corte

En el proceso de corte o refilado ajustan las bobinas salidas de laminadora al tamaño y medidas especificadas por el cliente, en caso de que éste desee recibir bobinas. Las bobinas resultantes son condicionadas según las especificaciones de Packaging del cliente (protegidas por filme, por bolsa, sobre palet, dentro palet box, ...).

Este proceso de corte permite revisar visualmente por última vez la conformidad de la impresión según las especificaciones del cliente y rechazar la parte que se considera fuera de especificaciones.

La empresa dispone de 5 máquinas de corte y una rebobinadora.

En el proceso de plegado (únicamente aplicable al caso del producto sleeve), una vez cortada la bobina, en una de nuestras 3 plegadoras de sleeves, convertimos el filme en un tubo bobinado.

En el proceso de formateado (únicamente aplicable al caso del producto sleeve o etiqueta), se corta la bobina en formatos unitarios a través de 2 máquinas formateadoras.